Todo comenzó en París, cuando Michel caminaba por la Rue de l´arbre junto a la iglesia de Saint-Germain en pleno centro parisino.
mi novela "El tren de mi vida"

Poder influir en el futuro es parte de lo que me mantiene unido a mi Elemento: escribir

sábado, 8 de noviembre de 2008

Colombia, la otra cara de la moneda


Bien es cierto que llevo unos días, bastantes de ellos, sin darle a las teclas y no será por ideas y temas que tratar. Pero, lo cotidiano, las obligaciones, como dirían algunos, impiden más o menos mover esas notas musicales, a veces, de los textos. Pero, tomado las riendas de la pasión por contar cosas, voy hacerlo en esta ocasión sobre una charla a la que asistí no hace mucho días con proyección de documental y exposición fotográfica incluida. El tema trató sobre la otra cara de Colombia y el lugar el Club diario Levante. La charla acompañada de exposición fotográfica se titulaba "Colombia respira: Un país formal, otro real ".



El título de la magnifica exposición fotográfica de Jorge Mata y Ernesto Laos, dos de los reporteros gráficos de la agencia SURIMAGES-IPA que trabajan actualmente en el cono Sur, habla por sí solo de cual es realmente la situación en la que se encuentra la que se dice la nación más democrática de latinoamérica.

La charla que tuvo lugar con el autor del reportaje y uno de los exiliados de la Unión Patriótica (UP) expresaron sus sentimientos de tremenda injusticia ante la carencia de libertades democráticas en un país que se vanagloria de ser de los democráticos más antiguos.

El pesar del exilio, como decían "somos inmigrantes forzados" y la impotencia de no poder tener una vida en condiciones como la que llevaban antes en sus pueblos; todo eso estaba presente en cada una de las palabras que se pronunciaron y se vieron en el documental.

Tristeza, angustia y dureza de las miradas de cuantos fueron entrevistados en esas historias de vida del reportaje que pudimos visionar, previo al debate, la otra cara de una Colombia empobrecida, donde cada día mueren 20 personas y se han cometido cientos de asesinatos por pertenecer a un partido político no afín al régimen.

Se habla de la dictadura de Pinochet, de Videla, pero la dictadura a la sombra de un gobierno que se auto denomina democrático está impregnada cada rincón de esas casas de pobres con gentes cada vez mas pobres como se mostraban en las fotos tremendamente realista y duras de la vida tal y como es allí.

Colombia un país rico en naturaleza, paisaje, gentes , y recursos tan preciados como el agua. Y sin embargo, tan castigado, no solo por el narcotráfico sino por la misma falta de democracia interna, sino que se lo pregunten al entonces diputado de la UP, Jaime Pardo Leal que consiguió trescientos mil votos en las últimas elecciones democráticas, y cinco meses después fue vilmente asesinado, así como los mal de tres mil militantes de partidos democráticos.

La historia de vida de quien ha pertenecido a la UP , a los sindicatos o al mismo partido comunista en Colombia están rotas en sus raíces, que duele cada vez que hace acto de presencia el recuerdo de aquellos instantes paseando por las calles de un pueblo chiquito y lindo cualquiera, como comentaban en el reportajes . Son historias de vida que han y están sufriendo un exilio tremendamente injusto y tratado. Colombia no solo es el país del narcotrafico, ni de Betancur o la guerrilla de las FARC o las muchachas de pechos ardientes.

Colombia, el país del café, de la naturaleza, de la esperanza para quienes añoran pasear tranquilamente por su pueblo, del reconocimiento de las injusticias cometidas. Lacombia, como dice una amiga, es el país de las gentes cargadas de emociones de pasión por recuperar la democracia interna y las libertades democráticas. Es un Pais rico de verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario