Todo comenzó en París, cuando Michel caminaba por la Rue de l´arbre junto a la iglesia de Saint-Germain en pleno centro parisino.
mi novela "El tren de mi vida"

Poder influir en el futuro es parte de lo que me mantiene unido a mi Elemento: escribir

domingo, 20 de septiembre de 2009

Un punto de encuentro de la izquierda en Paris












No hace muchos días tuve el placer de asistir a la Fiesta de la Humanidad y no podía dejar pasar algunos comentarios y reflexiones en voz alta. Una Fiesta por todo lo alto, a pesar de la crisis económica y financiera; o quizás mejor a pesar de la crisis en la que está sometida la izquierda en nuestro viejo continente europeo. El punto de encuentro, Paris en donde al menos 500.000 personas de diferentes partes del mundo se pasearon este año por La Courneuve, un parque situado al norte, en las afueras de París.


Desde cubanos, noruegos, senegaleses o turcos, gentes de diferentes Culturas y países han recorrido un espacio de unos algo mas de tres mil metros cuadrados de superficie. Uno de los motivos, la búsqueda o descubrimiento simplemente de un plato tradicional o bebida de cualquier país, así como disfrutar de un baile típico. Una fiesta que se viene celebrando desde hace 72 años



El Festival de la Humanidad es un punto de encuentro y participación ciudadana. Los que asisten a la fiesta lo hacen en busca del debate político sobre temas de actualidad a nivel mundial. Se trata de un encuentro en busca no del “arca perdida” , sino más bien de esa solidaridad hacia los pueblos oprimidos de todo el mundo creando sinergias en un encuentro multitudinario.

La celebración del Festival de la humanidad fue como en ediciones anteriores un “surami” de manifestación cultural y foro de reflexión. A lo largo de su existencia ha contado con invitados tales como
Pablo Picasso (1967 y 1973), Paúl Eluard (1995), Willy Ronis (1996) entre otros. La organización del evento como cada año corrió a cargo del Partido Comunista francés que lo viene haciendo desde el año treinta.

El Festival de la Humanidad, convertido en uno de los festivales culturales y de música más grandes de Francia, atrajo entre otros a
Manu Chao, quien expresó su apoyo incondicional a la lucha del pueblo saharaui por la libertad y la independencia, Manuel Gutiérrez Nájera, a través de su serie fotográfica "los niños de los barrios de invasión en París", acreedor al premio de foto-reportaje de la revista Paris Match en el año 2007. La actuación musical del legendario Deep Purple, el trovador funky Arthur H, los históricos Maxime Le Forestier y Julien Clerc, The Kooks, Keziah Jones y Cocoon, entre otros.


El Festival de la Humanidad fue un encuentro de las izquierdas sociales y políticas, en donde se "intenta resolver las aspiraciones populares, las urgencias sociales, demócratas, ecologistas contra las ideas neoliberales destructoras de los hombres y la naturaleza", aseguraba su director Patrick Le Hyaric. Los movimientos mas progresistas de la sociedad del mundo estuvieron presentes en Paris durante esos días: La lucha por el desarme, la celebración del 150 aniversario del nacimiento de Jean Jaurès. Todas las luchas sindicales y sociales junto con las movilizaciones sociales feministas, antirracistas; toda la juventud y su diversidad, tuvieron su punto de encuentro. Una fiesta de la cultura con cine teatro, exposiciones pictóricas, decubrimiento de la Literatura española, etc

Como señalaba Patrick Le Hyaric, director del Festival, « queremos una fiesta alegre, dinámica, una fiesta de la solidaridad y la fraternidad, de todas y de todas, una fiesta útil para inventar otro mundo ». Para ello muchos jóvenes han participaron en la organización, difundiendo el programa, en los numerosos debates y haciendo uso de los espacios libres, que han estado a su disposición.

La Europa latina estuvo presente en la gran fiesta. Se levaron a cabo numerosos actos centrados en la actualidad política y social de Colombia. Un año el 2009 especialmente rico en acontecimientos importantes como el escándalo ligado a las ejecuciones extrajudiciales perpetradas por el ejército, la persecución sistemática de figuras de la oposición o mas recientemente la institucionalización de la presencia de tropas militares estadounidenses en territorio colombiano ensombrecen el futuro; otros como el desarrollo importante de los movimientos sociales de resistencia y mas allá el diálogo que se ha establecido entre ciertos sectores de la sociedad civil y la guerrilla de las FARC representan sin duda signos de esperanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario