Todo comenzó en París, cuando Michel caminaba por la Rue de l´arbre junto a la iglesia de Saint-Germain en pleno centro parisino.
mi novela "El tren de mi vida"

Poder influir en el futuro es parte de lo que me mantiene unido a mi Elemento: escribir

miércoles, 2 de enero de 2008

La amistad para el 2008



Quiero empezar el 2008 apuntado y reflexionando sobre la AMISTAD en un momento en donde se repite una y otra vez eso de: Luego te llamo, ya nos veremos, se me olvidó…no tengo tiempo…me voy a comprar….. Uno se dedica a todo, menos a hablar y cultivar nuestras amistades. A todo menos a hablar de y con nuestros amigos y amigas. Por mi parte, desde hace algún tiempo y con más intensidad cada vez procuro dedicarme a esos menesteres, a mis amistades, cuidarlas y mimarlas como se merecen.


El filósofo
Epicuro que era muy docto en organizar comidas a pesar de sus problemas de estómago, siempre contaba entre sus ingredientes fundamentales a los amigos: “¡Qué festín se puede organizar alrededor de un poco de queso, unos cuantos higos y algunos amigos¡. ¡Cuán sencillos manjares¡. El ingrediente principal, los amigos.
El placer (energía vital bien comprendida) era el vector principal de la buena vida en compañía de los amigos. En este sentido, decía Epicuro: “De todos los bienes que la sabiduría procura para que la vida sea por completo feliz, el mayor con mucho es la adquisición de la amistad”.¡Qué Maravilloso y sencillo a la vez¡. ¿No?. ¿Es tan fácil tener amigos, tan necesaria es para la supervivencia en esta Sociedad plagada de plagios, de incompetentes, de malas leches, de traiciones…de lo mío primero?. ¿Existe realmente la amistad?. ¿Cuidamos al amistad, a nuestros amigos?.
¡Cuánto tiempo perdido¡. Cuantos miedos tenemos al referimos a la amistad. Y decía Epicuro al referirse a los sueños, fantasías y a ese tiempo “perdido”: “Mejor que supirar por lo que no tenemos, mejor que llevar una existencia poblada de sueños, miedos y fantasías, seria que aprendiéramos a gozar los bienes que poseemos, entre los cuales el máximo es la amistad”. La sabiduría la coloca al mismo nivel que la amistad, una es mortal y la otra inmortal; y un hombre “bien nacido” se dedica a la sabiduría y la amistad.
Y sobre las verdades y las mentiras, cuantas mentiras ocultamos y cuantas verdades a medias escribimos. ¡Por qué no ir con la verdad por delante¡. Porque no es fácil decir la verdad, pues el amigo a de encontrar el momento apropiado para contar la verdad, el instante, el kairós, como decían los antiguos a ese instante en el que la verdad puede revelarse. Por eso es tan necesaria la conversación, hablar con los amigos en profundidad. Y saber escuchar.
Sobre el arte de hablar y sobre todo con los amigos, me gustaría releer algunos aforismo de Baltasar Gracián ( 1601-1658) en El Arte de la Prudencia, cuando se refiere al trato amigable: “… debe ser una escuela de erudición y la conversación una enseñanza culta”. ¿Se han parado a pensar por un momento en cómo son nuestras conversaciones con nuestros amigos?. “Hay que hacer de los amigos maestros y compenetrar lo útil del aprendizaje con lo gustoso de la conversación”.
Y por último, me gustaría recoger lo que en el libro de
PLATÓN Alcibíades o de la naturaleza del Hombre “ le decía Sócrates a Alcibíades:
- Sócrates
- ¿Pasamos ahora a la ciudad?. ¿Qué cosas, una por su presencia y otra por su ausencia, la hacen mejor y la preservan y administran con mas eficacia?,
- Alcibíades
-A mí me parece, Sócrates, que el hecho de que reine la amistad entre unos y otros, cuando, a la vez, están ausentes el odio y el espíritu de partido.
Y le preguntaba Sócrates a Alcibíades a qué llamaba amistad, si a la conformidad o disconformidad de sentimientos. La respuesta de Alcibíades, a la conformidad de sentimientos.
Por último, unas pequeñas reflexiones sobre la amistad, sobre lo que decía Sócrates a Alcibíades finalizando esas conversaciones: “..querido, mi amor hacia ti en nada diferirá del de la cigüeña, porque como ella, he abrigado en el nido de tu alma un amor alado del que cuidarás a tu vez celosamente”.
¡Soy un afortunado en la amistad¡.

2 comentarios:

  1. Buenos dias segnor Moriel.
    Lo que usted escribe a cerca de la amistad es indispensable tenerlo siempre en cuenta y claro como dice usted el sentimiento se hace màs fuerte en estas fechas de reencuentros y separaciones.

    Estoy completamente de acuerdo en decir que se debe dialogar con los amigos para construir alguna cosa , una reflexion , un sentimiento, una idea algo y deleitarse con la presencia de los que nos son gratos.

    Su texto es claro y conciso eso me gusta porque a la vez entiendo su pensar estructurado y sensible.

    Lo que queria proponerle era que hablara usted màs de la importancia de salvar la amistad y de reconocer la cuando no la brindan para poder conservarla pues es para mi como puedo entender para usted algo preciado y precioso.

    ResponderEliminar
  2. En primer lugar quiero agradecerle sinceramente sus comentarios y sobre todo la sinceridad con la que se expresa. Se desprende de ahí que es una persona con pensamietnos positivos. Gracias por los comentarios.
    En cuanto a la última parte de su comentario, retomo lo que decçia Gracian en su aforismo 15 sobre las inteligencias auxiliares. Y decía:" Hay mucho que saber y la vida es corta, y no se vive si no se sabe. Es, pues, una singualr habilidad aprender sin esfuerzo, aprender mucho de muchos,s abiendo tanto como todos". Quizás aprendamos tambien de esa amistad o amistades que se están perdiendo o se han perdido casi.También se aprende en esas situaciones. Si la amistad se puede "salvar", ante una situación difícil pues adelante, creo que vale la pena agotatar las existencias.
    Ahora bien, hay una cuestión a tener en cuenta y es el control de la situación. A veces pensamos lo que nos gustaría que sucediera y no coincide con lo que sucede. No siempre podemos controlar las cosas. Como dice Penny Ferfuson(experta en estas materias) solo tenemos control sobre "dar", notenemos controsl sobre "obtener". Entiendo y estoy de acuerdo con esta experta en ao materia que debemls tratar a cada persona como única, con respeto, cariño, ser francos, amables, sinceros y comportarnos con integridad. El resto saldrá solo.

    ResponderEliminar