mi novela "El tren de mi vida"

Poder influir en el futuro es parte de lo que me mantiene unido a mi Elemento: escribir

jueves, 26 de enero de 2012

La estrategia de la distracción

El otro día, sin ir más lejos, una muy buena amiga me dio un texto con la seguridad- dijo ella- que me iba a encantar y que le iba a sacar partido. Cuánta razón tenía mi amiga. El texto en cuestión trata sobre las estrategias de la manipulación. Es del lingüista Noam Chomsky quien describe las diez estrategias de manipulación a través de los medios. 
En esta primera redacción, voy a comentar la primera de ellas, la que hace alusión a la "distracción”. ¿Les suena eso? Lo saben hacer algunos de nuestros "encantadores de serpientes"; es decir, algunos de nuestros políticos de tomo y lomo. 
La estrategia de la distracción es, como dice Chomsky, el elemento primordial del control social y consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las élites políticas y económicas.
Ejemplos hay muchos y la historia se repite en fórmulas tales como utilizar el futbol como herramienta de distracción y entretenimiento en nuestro país; utilizar la lengua en la Comunidad Valencia, por parte de la derecha más reaccionaria y rancia, para dividir a los ciudadanos alentando el odio y la envidia hacia los catalanes; etc.
Hoy mismo, mientras la sociedad española se debate entre los recortes brutales de un gobierno que atenta contra todos los servicios públicos como solución única para salir de la crisis económica actual, aplicando metódica y sistemáticamente dosis de ruina letal, muchos ciudadanos se preguntan si será el Barça o el Madrid el equipo que liderará la Champion o la Liga.
Chomsky muestra cómo la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes provoca la distracción de la atención del público en general. Una estrategia de la distracción igualmente indispensable para impedir interesarse por los conocimientos esenciales en el área de la ciencia, de la economía, de la psicología, de la neurología y de la cibernética.
El papel de los medios de comunicación es primordial en esta estrategia de la distracción. Sirva como ejemplo la televisión autonómica valenciana, Canal 9, número uno en aplicar dicha técnica, al tiempo que emite basura mediática.
Mantener distraída la atención del público, como dice Gilles Lipovetsky, lejos de los verdaderos problemas, fomentando una actitud consumista del “todo enseguida” e inundándonos con mega acontecimientos mediáticos: es la estrategia del poder absoluto.
La ignorancia es una de las herramientas de la manipulación estratégicamente premeditada.
La segunda de las estrategias de la manipulación a través de los medios, trata sobre: “crear problemas y después ofrecer soluciones. Pero, como se hace tarde mejor lo dejo para mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada