Todo comenzó en París, cuando Michel caminaba por la Rue de l´arbre junto a la iglesia de Saint-Germain en pleno centro parisino.
mi novela "El tren de mi vida"

Poder influir en el futuro es parte de lo que me mantiene unido a mi Elemento: escribir

domingo, 29 de abril de 2007

El caso alemán: entre la escuela y la empresa

Como señala el profesor Worlf-Dietrich de la Universidad técnica de Berlín, “ la transición de la escuela al mundo activo y profesional es muy distinta en Alemania y Gran Bretaña”. La versión más característica de lo que se conoce como modelo continental típico se atribuye a Alemania, que como veremos no tiene nada que ver con España. Del modelo dual-corporativo, como se conoce también al modelo alemán de formación profesional, nos parecen interesantes destacar algunos aspectos, para adentrarse en el estudio de la transición de los jóvenes de la escuela al mundo laboral: Los sistemas de formación profesional se encuentran en buena medida separados del sector de la educación general, las empresas constituyen el lugar formativo primario, el joven firma un contrato formativo privado con una empresa, y al mismo tiempo asiste a la escuela de formación profesional; los empresarios, sindicatos y organismos estatales son los que deciden los perfiles profesionales ratificados por medio de un decreto del parlamento. 



Al mismo tiempo, las empresas suelen pagar por la formación, los costes suelen desgravarse de los impuestos, la empresa paga a sus aprendices una remuneración fijada en el convenio colectivo y las escuelas profesionales son de financiación pública.Los sistemas de formación profesional dual tienen un origen tradicional de base gremial. Hay tres principios históricos: El oficio o profesión, el principio de la autonomía, y el principio de la formación en el trabajo.
El sistema “dual”, como señala los profesores Holger Reinsch y Dietmar Frommberger, de la Universidad Friedrich Schiller de Jena., “Significa que se imparte enseñanza y formación en el lugar de trabajo-empresas o centros públicos- y a la vez en escuelas técnicas, pero no significa que las dos partes del sistema sean equivalentes: La formación en el lugar de trabajo está muy por encima de la impartida en el escuela”. El sistema dual combina la enseñanza a jornada parcial en la Berufsschule con un aprendizaje en una empresa o centro. Hoy en día, como señalan estos dos profesores, el sistema dual sigue siendo la vía más importante de transición de la escuela a la vida activa para los jóvenes en Alemania. En Alemania en 1999 habían cerca de 3,3 millones de alumnos entre 16 y 20 años, casi un 29 % de estos jóvenes asistían al Gymnasium o a la escuela profesional superior de jornada completa, para acceder a la Universidad. Por el contrario, mas del 50 % del alumnado elige el sistema dual para obtener un certificado de cualificación profesional.Pero, como señalan Holger y Dietmart, hay una tercera ruta de la escuela a la vida activa en Alemania, cerca del 21 % del alumnado entre 16 y 20 años asisten a la escuela profesional de jornada completa. “Los alumnos eligen a menudo esta vía porque en algunas regiones alemana se produce en ocasiones un déficit en las plazas de prácticas para el sistema dual; optan por la escuela profesional de jornada completa mientras esperan encontrar su plaza de aprendices en el sistema dual”. Otro dato que nos parece interesante resaltar es que un 20 % de los alumnos cualificados para acceder a una Universidad optan por el sistema dual en lugar de por la vía académica para pasar a la vida activa. Para la mayoría de los jóvenes alemanes y también de las empresas, el aprendizaje (la formación de aprendiz en el trabajo dentro del sistema dual) constituye la vía más atractiva para pasar de la escuela a la vida activa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario