Todo comenzó en París, cuando Michel caminaba por la Rue de l´arbre junto a la iglesia de Saint-Germain en pleno centro parisino.
mi novela "El tren de mi vida"

Poder influir en el futuro es parte de lo que me mantiene unido a mi Elemento: escribir

domingo, 29 de abril de 2007

El tránsito de la escuela al trabajo: Los casos aleman y español, desde una perspectiva comparada.

Desde una perspectiva comparada podemos señalar que los diferentes tipos de formación profesional en Europa tienen su origen en: La abolición del sistema gremial, debido a los vuelcos políticos, los diferentes ritmos de industrialización en los diversos países; y la influencia de movimientos políticos filosóficos, culturales y religiosos. Hacia mitad del siglo XX, tres modelos básicos de formación profesional se habían ya desarrollado en Europa: Modelo liberal de mercado (Gran Bretaña), modelo regulado por el Estado( Francia), y el modelo corporativo y dual (Alemania).En Alemania y a finales del siglo XIX, las industrias eléctricas, químicas y automovilística cobraron gran importancia.
La libertad de empleo comenzó a extenderse a partir de 1881 y los gremios prácticamente quedaron desmantelados. La situación no duró mucho tiempo: la formación artesanal tradicional fue reinstaurada legalmente en 1897. Durante el siglo XIX, los aprendices solían asistir a “escuelas de perfeccionamiento”por las tardes o los domingos.A finales del XIX estas escuelas se transformaron en “escuelas profesionales”; en donde además de una formación estrictamente profesional, enseñaban también a sus alumnos capacidades cívicas. Una evolución similar se produjo también en Austria, cuyo sistema de formación profesional es muy semejante al alemán.
En la actualidad el aprendizaje en Alemania sigue compuesto, por ambos elementos: una formación en el trabajo y en la escuela profesional. Por ese motivo este sistema formativo recibe el nombre de “sistema dual”. En el caso de los Países Bajos, mencionar las “ambachtscholen”, las escuelas profesionales, que el Estado puso en marcha a finales del siglo XIX y principios del XX, aunque su desarrollo está marcado bien entrado el siglo XX, como autenticas escuelas profesionales. Las clases constituían una alternativa genuina al aprendizaje. El objetivo exclusivo a la vez práctico y teórico era formar al alumno para el empleo. En estos términos, se plasmó en el año 85 en España lo que serían las Escuelas Taller, un Programa del Ministerio de Trabajo en donde el joven aprende un oficio.Por ultimo, resaltar el papel que viene desempeñando desde el 10 de febrero de 1975 el llamado Centro Europeo para el Desarrollo de la formación Profesional, abreviado como el Cedefop, con sede el Berlín oeste. La colaboración en el ámbito de la formación profesional se estrechó aun más a mediados del decenio de 1980. Junto a los “programas de acción” individuales. Un ejemplo es el programa de acción comunitaria “Leonardo da Vinci”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario