Todo comenzó en París, cuando Michel caminaba por la Rue de l´arbre junto a la iglesia de Saint-Germain en pleno centro parisino.
mi novela "El tren de mi vida"

Poder influir en el futuro es parte de lo que me mantiene unido a mi Elemento: escribir

viernes, 20 de julio de 2007

Aprendiendo de inmigración


Es el título de la noticia que muestra como un grupo de alumnos del curso de “atención a la Multiculturalidad” en la FPO, organizado por el Servicio de Empleo y Formación en Cartagena, ha estado debatiendo y reflexionando sobre este tema. El grupo al mismo tiempo visitó las dependencias del Instituto Municipal de Servicios Sociales, comprobando cómo se trabaja en dicha área sobre la inmigración.


El curso, al que pude asistir ha sido muy positivo y sin lugar a dudas en lugar idóneo, tanto por las infraestructuras del propio centro nacional de la FPO, como por la misma población, con un alto porcentaje de población inmigrante, que en algunos momentos y paseando te daba la sensación que estabas en un país del Magreb... Ni que decir cabe que el grupo de compañeras y compañeros al curso ha sido heterogeneo y positivo, que sumado a la docente Mª José Martinez (Machí) con una gran calidad humana y saber, ha proporcionado herramientas de reflexión para estos nuevos tiempos.
Me gusta y así lo dije el primer día del curso, que la inmigración no hay que verla como un "problema" -tal y como dijo el profesor Carlos Giménez en una charla en Albacete- sino como un fenómeno que está ahí y que además va a mas. Nos puede gustar más o menos, o incluso podemos cerrar los ojos y/o ignorarlos, pero están y estarán. Incluso me gusta sentirme próximo a otras gentes de países distintos, de otras culturas, con otra forma de vestir y pensar; pero que al fin y al cabo son seres humanos con Yo, con muchas necesidades y sobre todo de atención. Como decía en el libro del “Viaje de Ana (Edit. Consejo de la Juventud de España). Historias de inmigración contadas por jóvenes”: “Emitir juicios sobre las personas por su origen, religión o cultura, sin haberlas conocido, es una forma cruel de discriminación”. Le cuenta Karima a Ana lo que le sucedió cuando en el metro una mujer le preguntó por las paradas que le faltaban para su destino, y al notar su acento le dijo: “Tu no eres de aquí, ¿verdad”; y al contestarle que había nacido en Marruecos, la señora se sorprendió al ver que no era morena de piel. “¡Pero si no eres morena de piel¡. ¡Como¡, ¿no eres marroquí?”. La señora pudo comprobar que existen muchos tonos de piel, de la misma forma que hay personas aquí de ojos claros y otras de ojos negros.¿No?.
También le decía en su libro Ana a Karima que además de ser inmigrantes (que tiene esa connotación negativa) es muchas mas cosas, “soy mujer, licenciada en filología, soy joven, musulmana, me gusta leer…No puedes definirme solo por ser inmigrante porque si lo haces me están limitando”.Por último, me gusta lo que dice en su libro Josep Maria
Riera, “Contra la tercera edad. Por una sociedad para todas las edades” : “Nuestras biografías son biología, psicología, cultura, medio ambiente e historia. Con todos estos datos se conforman los momentos vitales y la individualidad. De ahí la gran diversidad de los seres humanos y también las desigualdades. La diversidad es la gran apuesta de las sociedades modernas y libres; la desigualad, el gran obstáculo para el bienestar del conjunto de la humanidad. Reconocer la diversidad y promover la igualdad es la razón de ser de una política de progreso….”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario