Todo comenzó en París, cuando Michel caminaba por la Rue de l´arbre junto a la iglesia de Saint-Germain en pleno centro parisino.
mi novela "El tren de mi vida"

Poder influir en el futuro es parte de lo que me mantiene unido a mi Elemento: escribir

viernes, 8 de junio de 2012

La transición escuela – trabajo en Alemania (segunda parte)

En el informe de la OCDE (Education at a Glance) se ponía de manifiesto que, entre los años 2000 a 2008, el número de jóvenes europeos que iniciaron sus estudios universitarios creció en un tercio, mientras que en Alemania no se alcanzaban las cuotas de otros países de la OCDE. Sin embargo, “en muchos países las universidades ofrecen formación que en Alemania pertenece tradicionalmente al sistema de la formación Profesional”. El informe destaca el compromiso de los agentes sociales y de las empresas con el sistema dual de la formación profesional en Alemania, que combina las clases en el sistema educativo con el aprendizaje en las empresas. En la Formación Profesional alemana, hay un total de 349 profesiones con una duración de 2 a 3,5 años, cada una. Por regla general, señala el informe de la OCDE, los jóvenes acuden a la empresa tres o cuatro días a la semana al tiempo que cursan una formación regulada por el plan de estudios correspondiente. El salario que percibe un joven en Alemania suele ser un 1/3 del salario que percibe un trabajador al inicio de su vida laboral, aunque existen diferencias entre hombres y mujeres.
Para citar algunos ejemplos y datos de la participación de las empresas en este tipo de formación profesional dual, en el caso de Alemania, habría que decir que en el año 2007 las empresas destinaron un total de 14.700 millones de euros a la formación profesional, mientras que el desembolso de los gobiernos regionales alemanes para financiar los centros escolares fue de 2.900 millones de euros. 

El Gobierno Alemán y su Agencia Federal de Empleo cuentan con varias líneas de subvención, entre las cuales: las empresas que entre julio 2009 a diciembre de 2010 ofrecieron un puesto de formación a jóvenes que llevaban al menos un año en el paro, buscando un trabajo, obtuvieron una ayuda de hasta 6.000 euros; las empresas que ofrecieron un puesto de trabajo a jóvenes con dificultades de aprendizaje recibieron hasta 212 euros mensuales por cada joven contratado, así como bonificaciones en la cotización a la seguridad social. 

Algunas críticas al respecto

La OCDE se muestra crítica en relación a algunos aspectos de la FP dual alemana. En primer lugar aconseja mejorar la coordinación entre el sistema educativo y las empresas, así como reforzar las competencias municipales en política educativa. En segundo lugar la OCDE señala que el 80 % de los jóvenes alemanes que abandonaron el sistema escolar sin haber logrado obtener un título eran, en un gran porcentaje, jóvenes inmigrantes. Para el colectivo que denominan en “situación de riesgo”, la iniciativa más reciente del Ministerio alemán ha sido la denominada “Itinerarios de formación” con una dotación de 362 millones de euros. Más de 100 escuelas elaboraron un perfil individualizado de alumnos de séptimo curso considerados “de riesgo”, con el fin de diseñar planes de formación individualizados”. Los sindicatos creen que este instrumento puede mejorar considerablemente la situación de este colectivo.

En tercer lugar, la OCDE señala las considerables desigualdades regionales y la falta de un órgano competente para informar a los jóvenes. En cuarto lugar la OCDE invita a la formación en las competencias básicas, tales como la lectura, la escritura y las matemáticas, ya que los resultados de los informe PISA de los últimos No han sido muy positivos en dichas áreas. 

Por una parte, también recomienda la OCDE crear comités regionales que coordinen las actividades de los diferentes actores y crear un sistema de gestión de casos, similar al suizo, que permita apoyar a los jóvenes en este tránsito. 

Por otra parte, según el Informe de la OCDE, el sistema Educativo alemán debería hacer “más permeables los diferentes sistemas educativos”. Sólo el uno por ciento de los jóvenes con un título de FP inicia estudios universitarios. 

Los informes de la OCDE coinciden con el informe de la Fundación Bertelsmann en dos aspectos de la problemática estructural del sistema alemán de formación profesional: 


- Escasos conocimientos básicos de muchos jóvenes al terminar el ciclo escolar (el informe PISA demuestra que el 20 % de los alumnos alemanes no disponen de conocimientos suficientes en aspectos básicos como la capacidad de lectura) 

- Creciente importancia del sistema complementario de formación profesional. 

Sobre el informe de la Fundación Bertelsmann, en el apartado del aprendizaje de por vida, ofrece un ranking del conjunto de los sistemas de aprendizaje de los países europeos. A la cabeza de este índice general se sitúan los países nórdicos (Suecia, Dinamarca y Finlandia) con un elevado nivel de bienestar, a la vez que una importante cuota de distribución igualitaria de la riqueza y un elevado nivel de formación. Estos países tienen en común: el sistema escolar no segregativo, un elevado nivel de autonomía escolar, una larga tradición de aprendizaje de por vida y un sistema universitario gratuito”. 

Por último y retomando los datos actuales de la formación profesional en Alemania, indicaré que el 1 de septiembre de 2010 cerca de medio millón de jóvenes iniciaron la formación profesional; unos datos algo inferiores al año anterior que han sido atribuidos a la disminución de la tasa de natalidad en Alemania oriental después de la caída del muro. Los contratos de formación firmados por las empresas asociadas a las Cámaras de Industria y comercio se situaron en aquel año en 275.657 contratos.

La formación profesional: clave en la ordenación del trabajo

Recogiendo las palabras del doctor Santiago García de la Universidad de Alcalá en su artículo “Formación profesional como clave de la estructura productiva y societaria”, la formación profesional es una “encrucijada que implica fundamentalmente a la sociedad en pleno”. No estamos hablando de un mero aspecto educativo en su vertiente tradicional, con el que estoy totalmente de acuerdo, sino de que a través de la formación profesional se involucra a las empresas, a la economía, a la ordenación del trabajo y al desarrollo de los jóvenes configurando su perspectiva de futuro. 

La OCDE reconoce por primera vez el impacto de la formación profesional y la aportación que significas el sistema dual de formación profesional en uno de sus últimos informes, titulado “Lernen für die Arbeitswelt” (14/09/2010): hay que aprender para el mundo del trabajo. 

Santiago García, destaca las siguientes aportaciones y contribuciones de la Formación Profesional Dual: Integración de los jóvenes en el mercado laboral, reducción del paro juvenil, cohesión social, sostenibilidad, consolidación empresarial e identificación corporativa. 

Para terminar, me gustaría señalar el decisivo papel que han jugado en España las Escuelas Taller (Programa de formación y Empleo puesto en marcha desde el año 85), ya que responden y tienen muchos puntos en común con la formación profesional dual alemana y la de otros países centroeuropeos.

Como el profesor García Echevarría, pienso que la formación Profesional es “la asignatura pendiente desde hace décadas en España y que constituye una de las referencias claves para un proceso de cambio sostenible”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario