Todo comenzó en París, cuando Michel caminaba por la Rue de l´arbre junto a la iglesia de Saint-Germain en pleno centro parisino.
mi novela "El tren de mi vida"

Poder influir en el futuro es parte de lo que me mantiene unido a mi Elemento: escribir

jueves, 24 de enero de 2013

Una carta a nuestro padre

                        
                                                                   Mi padre con sus cuatro hijos.
                                    
                                                   Mi padre el día de su cumpleaños. Ochenta y siete años
                                   
                                                                      Mis padres. Verano del 2011.



Reproduzco el texto que leyó y escribió mi hermano Rafa en el entierro de nuestro padre. Es un texto tierno y bello. Quiero guardarlo para siempre. Un texto que quiero compartir con todos vosotros, los que habéis conocido a mi padre, los que no lo habéis conocido y aquellos que os podéis identificar como hij@s de queridos padres fallecidos. Un pequeño homenaje para que circule en esa red infinita de lo virtual, que no podemos tocar, pero sí ver y sentir:

Nuestro padre era una buena persona y eso lo supo hacer hasta el final… Y no porque hiciera las cosas tan bien, sino porque estaba convencido de que la vida no podía ser de otra manera .
Era un hombre tierno, con la ternura retenida bajo la piel, tras muchos años de luchas, decepciones, penalidades, miserias, problemas y dificultades; pero que siempre tuvo el cariño escondido bajo las mangas, para darnos un pedacito cuando nadie lo veía,  nunca entenderé muy bien el por qué …  en esos tiempos no estaba bien visto.
Fue un hombre honesto y responsable, con esa transparencia del que no tiene nada, pero lo da todo. Yo siempre he estado convencido de que tenía pegada en los dedos la solidaridad, y nos dio la mano para que se nos pegara también a nosotros, y así fue.
Nuestro padre no estudió en los libros, lo hizo en la vida misma … sus matemáticas fueron las cuentas de su trabajo extra como cobrador, sus ajustes para hacer llegar la nómina hasta fin de mes o las letras de la vespa con la que nos llevaba  a comer la mona de pascua a cualquier parque de la ciudad.
Su historia eran los libros que leía casi como pidiendo perdón. Su ciencia era el descubrimiento de vernos crecer, la medicina aprendida a golpe de urgencias de hospital o la geografía de esos viajes en tren, hasta el extremo de un país que todavía no tenía AVE, ni aviones ni avenidas. Y así fue que nuestro padre quiso que estudiáramos. Y lo hicimos. Y  aprendimos y cada uno ha cultivado,  porque él nos animó o nos dejó que lo hiciéramos, la historia, la pintura, la música, la educación, la política, la familia, la montaña… tantas y tantas cosas que los cuatro hermanos cultivamos y los cuatro hemos cosechado a lo largo de nuestras vidas.
Nuestro padre fue un padre ejemplar y no porque lo hayamos descubierto en ningún manual de psicología o porque le dedicaron una calle, sino porque en muchos momentos fue un ejemplo para nosotros... Se preocupó por su familia, casi sin saber, supo hacerlo desde el principio. Y estos 4 hijos salimos adelante con la herencia de ser tan buenas personas como él.
Nuestro padre fue una persona luchadora, valiente y aventurera… no había cuevas, montañas o selvas. Eso nos lo dejó a nosotros, sus hijos… El tuvo guerras, familia numerosa, diabetes infantil, huelgas de estudiantes, trabajo a destajo, melenas y guitaras eléctricas, discusiones, viajes al sur, problemas con los nervios… pero al final, si miramos hacia atrás, sonreímos y pensamos que la película de aventuras tuvo un final feliz.
Nuestro padre, con nuestra madre a su lado, han sido los protagonistas de la película que hemos vivido esta familia durante muchos años. Y papá, queremos que sepas que en esta película tú has hecho un gran papel.
Te recordamos y te queremos. Tus hijos Antonio, Federico, Rafa, Pepe y tu mujer Pepita.

2 comentarios:

  1. Siento la pérdida de un ser tan especial como ,no digo ha sido, sino que es para siempre, un Padre. Un abrazo fuerte Antonio. Me encantó la carta.

    ResponderEliminar
  2. Hola Tony soy Pili del barrio me ha gustado mucho tu carta, muy emotiva, como sabes yo conocí a tu padre y lo he estimado mucho y al igual qir vosotros se lo que significa perder a un padre...muchos besos, un abrazo y cuidar de vuestra madre

    ResponderEliminar