Todo comenzó en París, cuando Michel caminaba por la Rue de l´arbre junto a la iglesia de Saint-Germain en pleno centro parisino.
mi novela "El tren de mi vida"

Poder influir en el futuro es parte de lo que me mantiene unido a mi Elemento: escribir

sábado, 5 de marzo de 2011

Miente que algo queda, máxima de los Neocon

En la Comunidad Valenciana, se toman medidas sin precedentes para mitigar las altas tasas de fracaso escolar: reducir el número de profesores, unos 1.200 puestos de trabajo menos para este curso. La iniciativa puesta en marcha desde la Consellería de Educación de la Generalitat Valenciana representará más recortes para el próximo curso, valoraban recientemente los sindicatos mayoritarios.


Desde la Consellería no se les ha ocurrido otra cosa más que aplicar el tijeretazo, para combatir las altas tasas de fracaso escolar, lo que supone un hito sin precedentes en la comunidad educativa valenciana: eliminar medios educativos, en lugar de incrementarlos y mejorar su calidad.

Mientras todo esto sucede, el actual Presidente de la Generalitat, Francisco Camps, candidato a las próximas elecciones autonómicas del 22 de mayo, ha decidido no poner su fotografía en las vallas publicitarias durante la campaña electoral. Todo ello con el fin, según su versión, de abaratar costes. Se trata de mostrar a los ciudadanos que, al eliminar su imagen de las vallas publicitarias, se puede y se debe ser austero en todo. De esa forma, se solidariza con los recortes aplicados desde la Generalitat hacia el personal docente. ¡Hay que reducir gastos!

Francisco Camps, candidato por el PP, lleva dos años imputado por el caso Gürtel, como señalaba el diario Público “esquivando a la Justicia con la ayuda de su juez amigo, ya expresidente del Tribunal Superior Valenciano, Juan Luis de la Rúa”. Por una parte el caso de los trajes: la Fiscalía Anticorrupción le pide a Camps 41.000 euros; y por otra parte, la presunta financiación ilegal del PP, con sobornos, ocultación de 2,5 millones a Hacienda, prevaricación y falsedad documental.
Frente a las preguntas sobre los casos de corrupción en la Comunidad Valenciana en las filas del PP, las respuestas son que todo son mentiras y conspiración contra ellos. Como señalaba la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá: hay "distinto rasero" con Camps. La alcaldesa sostiene que no hay "ni una prueba que demuestre que le han regalado tres trajes". Mientras que la Fiscalía Anticorrupción considera acreditado, que el Presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, y otros tres dirigentes del PP valenciano, recibieron entre 2005 y 2008 regalos para su uso personal de parte de los responsables de la trama Gürtel. Y, por eso, cada uno de ellos debe ser castigado con una multa de 41.250 euros.
Una Sociedad desorientada
Como decía el otro día en unas declaraciones al diario Público, el filósofo francés Gilles Lipovetsky, “se ha creado una economía con mucha competitividad, flexibilidad y mucho paro. Y eso ha provocado en la gente una gran ansiedad. Esta es la ansiedad del futuro”. Quizás tenga mucha razón este filósofo francés, esa ansiedad del futuro impide muchas veces ver con calma el presente, lo que está sucediendo a nuestro alrededor y gritar a raudales:

¡Ya está bien de tanta corrupción y despilfarro!
¡Ya está bien de recortar dónde no se tiene que recortar!

Por ejemplo, en Educación, donde se necesita ahora más que nunca más profesionales y más medios para combatir el fracaso escolar, galopante y pionero en este país frente al resto de los países de la Unión Europea. En Castellón, el fracaso escolar ronda el 50 por ciento en los Institutos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), según fuentes cercanas a la Consellería de Educación, y a pesar de estos datos la Consellería elimina profesorado. .

En este sentido, el filósofo francés, Gilles Lipovetsky, apuntaba a “la educación y la creación como armas para superar los problemas de una sociedad desorientada”. ¡No vamos por buen camino!

Por último, recoger lo que decía la profesora canadiense, de la Universidad de Calgary, Shadia B. Drury, sobre la teoría de los Neocon: Las mentiras podían ser útiles y debían usarse si servían para que la mayoría, que necesita ser dirigida, siga el camino correcto. ¡Todo vale y miente que algo queda!

Mientras todo esto sucede, nos encontramos con una oposición dormida, con tibias declaraciones y algún que otro despunte de rabieta contenida, en un país donde huele a pólvora fallera entremezclada con tintes de corrupción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario