miércoles, 31 de julio de 2019

Un país sin jóvenes es un país muerto



El reciente informe del Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España confirma la tendencia que desde 2009 viene aconteciendo, la edad de emancipación de nuestros jóvenes es cada vez más tardía; y cierra 2018 con una menor proporción de personas jóvenes emancipadas en España en la última década. ¿Qué quiere decir eso? Según el Observatorio “solo 19 de cada 100 personas entre los 16 y los 29 años en España están residiendo fuera del hogar de origen”. Por comunidades Autónomas hay diferencias, pues en las de Andalucía, Castilla y León, Castilla La mancha, Extremadura y el País Vasco no alcanzaría ni el 17 por ciento de jóvenes que residen fuera del hogar.

Los motivos son mas que suficientes, no pueden emanciparse por: (1) Muchos de ellos se encuentran en el paro (según el Observatorio más del cuarenta por ciento están parados) (2) la gran mayoría de los que trabajan lo hacen con contratos temporales (el 55,5% tienen contratos temporales, cuando la media para el conjunto de la población es del 26,9%) con lo que apenas pueden hacer una proyección de su vida de cara al futuro y menos emanciparse, (3) los salarios son precarios y no llegan ni para alquilar y menos para comprar una vivienda.


Les voy a poner un ejemplo: una oferta de trabajo para un Educador Social, pedían licenciatura, nivel avanzado en ofimática, jornada completa y experiencia con personas en situación grave de exclusión social, ademas de carnet de conducir. Pues bien, el salario bruto que ofrecía era de 1.289€. Mismo puesto pero jornada reducida al cincuenta por ciento el salario bruto que ofrecía es de 890€ trabajando las tarde y sábados alternos. ¿Con estos salarios creen que se pueden emanciparse los jóvenes?. Es tan solo un ejemplo para cualificados; puesto que los jóvenes no cualificados... se lo pueden imaginar “ La población de 16 a 29 años es el colectivo de edad en el que los índices de pobreza y exclusión social son mas elevados” (Observatorio del Consejo de la Juventud de España).

Recientemente los tirones de oreja a España llegaban desde los ministros de Economía y Fianzas de la Unión Europea, quienes alertaban de que “jóvenes, personas sin cualificación e inmigrantes están expuestos a un mayor riesgo de pobreza por la precariedad del trabajo”. Esta situación es un obstáculo para la capacidad de crecimiento de España y su cohesión social, ¿o no?.

Hace 12 años publicaba en mi blog un artículo que trataba sobre la emancipación de los jóvenes, y en él recogía opiniones e informes de varios expertos/as que ya vaticinaba lo que se veía venir: retraso en la edad en la que los jóvenes abandonaban el hogar de los padres. En este sentido, Teresa Jurado en la Revista Española de Investigaciones Sociológicas (REIS 2003:103) afirmaba que el retraso de la emancipación varía de un país a otro y dependía de dos razones generales: “Las expectativas y requisitos necesarios para acceder a una vivienda, y de las normas e instituciones que regulan la oferta y la demanda de vivienda en una Sociedad”. En 2007 publicaba en mi blog recogiendo varias opiniones de los expertos, que el precio de la vivienda estaba “desmesuradamente por las nubes, hay muchas viviendas vacías, los jóvenes no pueden acceder a esas viviendas porque no se lo permite su economía, a veces de subsistencia”. ¿Que ha sucedido desde entonces? ¿Ha mejorado la situación de ellos jóvenes?. La respuesta es bien clara, no se ha hecho nada de nada e incluso ha empeorado.

Mientras tanto nuestros políticos se enzarzan en enmarañadas reuniones y debates por los sillones, se suben el sueldo, y temas como el expuesto se encuentra en vía muerta, sin atisbo de solución. ¿Cómo se van a emancipar nuestros jóvenes?. Hay que tomarse en serio que la Juventud en España está mal y cada día que pase sin proporcionar ideas para resolver el problema, no parches, sino soluciones a largo plazo, nos quedaremos sin jóvenes, que se van porque no quieren quedarse en un país sin futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario